Contestando a mi correo diario.

Todos los días recibo multitud de correo de “mis niños” donde me animan a mejorar pronto y me cuentan que me echan mucho de menos. Recibir estas cartas me llena de felicidad y yo les dedico un ratito a contestarlas.  Espero volver muy pronto, en cuanto encuentre un poquito mejor. Un abrazo para todos. Yo también os echo mucho de menos.



Anuncios